MINDFULNESS para Niñ@s…

Logo perso Gaëtane Hermans

El método ‘¡La Atención Funciona!’:

¿De qué se trata?

“La esencia del mindfulness es la atención y la autoconsciencia clara”

Entrenarse en estar despierto y presente en la vida, tal como es en estos momentos, sin directamente cualificar lo que observas con apelativos como ‘un desastre’, ‘genial’ o ‘esto no se solucionará jamás’. Observar con curiosidad tu mundo interior. ¿Qué está pasando ahora? Gracias a todo esto los niños notarán rápidamente que los pensamientos, como el miedo al fracaso o los pensamientos negativos, de preocupación, no son más que eso: pensamientos. No son hechos. Existen brevemente, siguen ahí durante un instante y luego vuelven a desaparecer.

‘¡La Atención Funciona!’ es un entrenamiento de la atención basado en el método de Eline Snel

El entrenamiento de la atención (o entrenamiento de mindfulness) ‘¡La Atención Funciona!’ dura de ocho a diez semanas y ha sido diseñado para niños y jóvenes de entre 4 y 19 años. Durante el entrenamiento de una hora semanal los niños aprenderán a estabilizar, enfocar y desplazar su atención, partiendo de una actitud amable y atenta. Aprenderán a conocer su mundo interior sin juzgar acerca de lo que ellos (u otras personas) piensan, sienten o perciben. Aprenderán a vivir con los sentimientos de tranquilidad e intranquilidad, a aceptar la existencia de ‘sentimientos y pensamientos complicados’ y no permitir que les dominen, y a prestarles en lugar de ello una atención amable. Pero por encima de todo, aprenderán a ser amables con ellos mismos y los demás.

dscf5488

Para niños entre los 5 y 12 años..

Si se empieza pronto a enseñar a un niño a calmar, estabilizar y enfocar su atención, será capaz de tener una mente más tranquila. Una mente sin estrés aprende con más facilidad, encuentra soluciones mejores para un mismo problema y reacciona de una forma menos impulsiva que cuando utiliza su piloto automático. De un modo más consciente y partiendo de un lugar de tranquilidad. Algo muy positivo.

..Y para jóvenes entre los 13 y 19 años

Los jóvenes suelen participar en estos entrenamientos porque tienen pensamientos oscuros, se comen mucho la cabeza por temas escolares u otras razones, se sienten inseguros, tienen miedo a no ser aceptados y problemas de sueño. En este entrenamiento aprenden a hacer ‘surf’ sobre las olas que forman la vida.

Advertisements